¿Qué tiene de especial el orgasmo tántrico?

El orgasmo es la sensación de liberación repentina y placentera que viene dada por la tensión acumulada desde el inicio de la fase de excitación de un encuentro sexual. En muchos casos, es considerado como la culminación de una relación sexual, aunque no debemos olvidar que no es el objetivo, si bien es algo que buscamos en estos encuentros.

Sin embargo, una relación sexual no es la única actividad que nos puede otorgar un maravilloso orgasmo. Lo cierto es que existen otras prácticas, como el masaje tántrico, que nos pueden llevar a sentirlo.

Los masajes tantra en Barcelona, en Madrid, Sevilla, París o cualquier otra ciudad, suponen un tipo de tratamiento que consiste en masajear nuestro cuerpo a manos de una persona experta. Pero no es un masaje cualquiera, sino que incide, y mucho, en nuestras zonas erógenas… e íntimas. Así pues, sí: la parte más importante del masaje se realiza en los genitales.

El masaje realizado a los hombres recibe el nombre de lingam, y el de las mujeres, yoni, que son los nombres de los genitales de ambos en sánscrito. Y, en los dos casos, alcanzar el orgasmo no es la finalidad del masaje, pero sí supone una consecuencia habitual y muy bienvenida.

Pero ¿sabes qué tiene de especial el orgasmo tántrico, el que se consigue recibiendo un masaje tantra?

Lo cierto es que la sensación es muy distinta al de un orgasmo convencional. La sensación de liberación y de éxtasis del placer va ligada a la alineación de los chakras y a un fortalecimiento del enlace con nuestra sensualidad interior. Y eso no es todo: un orgasmo tántrico puede llegar a durar desde varios minutos hasta una hora. Imagina sentir el éxtasis del placer durante todo ese tiempo.

Uno de los motivos que llevan a sentir este tipo de placer es que el masaje tántrico hace que el orgasmo se retrase todo lo posible, por lo que el receptor se mantiene al borde del mismo durante la mayor parte del tratamiento.

Si nunca has probado un masaje tántrico pero estás buscando nuevas experiencias, te recomendamos que busques un local de confianza donde puedas vivirlo en primera persona a manos de una auténtica profesional. Seguro que no te arrepientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *